Qué ha pasado con la radio digital – Parte II

¿Se imagina lo que le podría pasar a la industria de la radio si los carros nuevos que salgan al mercado no puedan recibir la señal tradicional de AM y FM?

0
El carro es el templo de la radio... por ahora.

En mi artículo anterior explicaba la evolución de la radio y el sonido a través de los años, y cómo otros medios electrónicos de comunicación han avanzado desde el punto de vista tecnológico para mantenerse al día y poder competir contra los medios digitales por internet.

Y desde ese artículo invitaba a conocer algunas de las razones por las cuales la radio digital, y más específicamente su formato HD Radio creado en Estados Unidos, no había despegado y mucho menos se ha convertido en la herramienta idónea para enfrentar los embates de las plataformas de streaming.

Allí comentaba que las posibles causas eran las siguientes:

  1. La adopción ha sido lenta
  2. Los fabricantes de automóviles podrían dejar de vender carros con radios preinstalados
  3. Las transmisiones de Radio HD pueden interferir con estaciones adyacentes
  4. Las transmisiones de Radio HD pueden interferir con sus propias transmisiones analógicas
  5. Nadie sabe qué es Radio HD, ni parece importarles
  6. Nadie pidió Radio HD

En mi artículo de hoy, paso a explicar cada uno de esos puntos.

  1. La adopción ha sido lenta.

La Radio HD, o Radio en Alta Definiciónha existido durante mucho tiempo en los Estados Unidos, pero ¿cuántas personas realmente la escuchan frente a las transmisiones analógicas tradicionales?

Lento es un término relativo, sin duda, e iBiquity definitivamente ha hecho avances en su penetración. Por ejemplo, uno de cada tres carros nuevos vendidos en 2013 en EE. UU. incluía un sintonizador de Radio HD. Para el año 2018, eso aumentó en un 50%, es decir, que casi uno de cada dos carros nuevos lo traen de fábrica.

Sin embargo, todavía quedan muchos de los vehículos más antiguos con radios analógicos y sin ninguna razón convincente para cambiar, y menos ahora que están saliendo los equipos conectados a internet.

Pero el mayor problema es la tasa de adopción de la tecnología de transmisión de Radio HD por parte de los radiodifusores. Obviamente nadie va a comprar radio digitales si las emisoras no transmiten con esa tecnología.

Si bien la cantidad de estaciones que instalaron la tecnología creció de manera constante entre 2003 y 2006 en EE. UU., desde entonces cada vez son menos las que hacen el cambio. Y ya sabemos que en Latinoamérica son pocas las emisoras que transmiten de forma digital.

Y como mencionaba en mi artículo anterior, es posible que a muchos les pase como a mi hija, que tenía y usaba la Radio HD en su carro y no tenía ni idea. Y si no lo sabía, ni modo de crear publicidad boca a boca para que otros también la usaran…

  1. Los fabricantes de automóviles podrían dejar de vender carros con radios preinstalados

Desde hace casi una década, los fabricantes de carros habían advertido que posiblemente dejarían de instalar receptores de radio AM y FM en sus nuevos vehículos. Eso incluía a los Radios HD. Se creía que esa decisión tomaría forma en 2014.

Afortunadamente eso no ha sucedido. Sería un golpe tremendo para la radio tradicional, puesto que sigue siendo uno de los lugares preferidos para escucharla. Sin embargo, la amenaza subsiste.

En Estados Unidos, la industria de la radio en su conjunto, e iBiquity en particular, están trabajando con los grandes fabricantes de automóviles para seguir ofreciendo sus receptores de radio como equipo preinstalado de fábrica.

Aquí el problema para la radio tradicional AM y FM es que si los fabricantes llegaran a desistir de instalar equipos preinstalados, los que dejarían serían solo de Radio HD, dejando de lado los tradicionales.

¿Se imagina lo que le podría pasar a la industria de la radio si los carros nuevos que salgan al mercado no puedan recibir la señal tradicional de AM y FM?

  1. Las transmisiones de HD Radio pueden interferir con las estaciones adyacentes

Debido a la forma como funciona la tecnología iBiquity (IBOC), las emisoras envían su transmisión analógica original con dos “bandas laterales” digitales en la parte inferior y superior de su frecuencia asignada.

Si la potencia asignada a estas bandas laterales es lo suficientemente alta, puede meterse en los canales de las frecuencias adyacentes. Cuando esto sucede, puede causar interferencias que destruyen la experiencia auditiva de cualquiera que intente sintonizar las estaciones vecinas.

Esto siempre ha sido un problema. Sabemos que transmisores con mucha potencia pueden causar problemas en emisoras más débiles y distantes, pero este problema se magnifica con la tecnología de la Radio HD.

  1. Las transmisiones de Radio HD pueden interferir con sus propias transmisiones analógicas

Como lo expliqué en el artículo anterior, tanto la señal tradicional como la digital de una emisora se emiten por la misma frecuencia. Si la señal digital pierde cobertura, uno puede seguir escuchándola en el FM tradicional sin mover el dial. Y esta es una de las grandes ventajas de la Radio HD.

El problema es que, de la misma manera que las bandas laterales digitales pueden meterse en las frecuencias adyacentes y causar interferencias, también pueden interferir con su propia señal analógica asociada.

Esto se convierte en un círculo vicioso: una intensidad de señal baja da como resultado una transmisión de Radio HD que nadie puede recibir, pero una señal fuerte puede interferir con la señal analógica, que es la que la mayoría de la gente escucha actualmente.

  1. Nadie sabe qué es Radio HD

Investigando para este artículo me encontré con la anécdota de un radiodifusor estadounidense que decidió cambiar su viejo carro por uno nuevo.

Dice que cuando el vendedor le estaba explicando todas las maravillas tecnológicas que traía ese nuevo carro, finalmente llegaron al receptor de radio, y esta fue la conversación:

Comprador: “¡Wow, tiene Radio HD!

Vendedor: “¿En serio?

Comprador: “¡Sí!

Vendedor: “Realmente no estoy seguro de qué es eso”.

Comprador: “Déjeme le explico… (y así lo hace)”.

Vendedor: “Qué pena, gracias. Yo creía que eso simplemente significaba que el radio sonaba mejor“.

En verdad, en pleno Estados Unidos, mucha gente no sabe qué es Radio HD. Creen que está relacionada con la TV en HD o la confunden con la radio satelital. Si eso es allá, imagínense en nuestros países…

Obviamente es una exageración decir que nadie sabe qué es la Radio HD, pero un número sorprendente de personas no lo saben. Otros lo confunden con la radio satelital, o simplemente no les interesa, ​​debido a la amplia disponibilidad de radio por Internet y podcasts.

Durante el lanzamiento inicial para instalar la tecnología en las estaciones de radio y en la venta de los primeros receptores, el interés de los consumidores nunca superó el 8 por ciento.

Eso es un porcentaje muy bajito, teniendo en cuenta que la industria de la radio seguía creciendo en esa época, aunque de manera moderada, a pesar de enfrentar la dura competencia de opciones como la radio por Internet y otros contenidos en línea.

Pero esa falta de interés probablemente se deba a un punto muy importante, que es el siguiente.

  1. Nadie pidió Radio HD

La verdad pura y dura es que la Radio HD es un formato en busca de una audiencia que nunca lo solicitó.

En una entrevista para Businessweek en 1998, Steve Jobs dijo: “Es muy difícil diseñar productos a través de focus groups. Muchas veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestran“.

A veces, imaginarse una audiencia antes de que ella exista podría convertirse en una ventaja competitiva, y quienes logran hacerlo, como el fundador de Apple, son percibidos como genios.

En el caso de la Radio HD, parecía que todo estaba dispuesto para que iBiquity lograra un gran impacto en términos de capitalizar un importante mercado nuevo.

Pero en los años que han pasado desde que la IBOC fue aprobada como la única tecnología de transmisión de radio digital en los Estados Unidos, las cosas simplemente no se han desarrollado como se esperaba.

Conclusión

La radio tradicional sigue contando con inmensas cifras de audiencia en todo el mundo, entre jóvenes y adultos, a pesar de lo que piensan los escépticos.

Sin embargo, no es ningún secreto entender que las plataformas tecnológicas actuales y por venir se convierten en una amenaza para la radio, tal como la conocemos en la actualidad.

Paulatinamente los fabricantes de carros han venido cambiando sus receptores de radio por verdaderos centros de entretenimiento con conexión a internet, así que el reinado de la radio dentro del carro está en peligro.

Pero también es cierto que la gente sigue escuchando la radio tradicional gracias al streaming de su señal por internet, así que podrán seguir oyendo sus emisoras favoritas en estos nuevos receptores, combinando su escucha con la de las otras plataformas de audio.

Por esta razón, y más allá de la tecnología, lo principal es seguir haciendo una radio bien hecha, con contenidos ricos, bien preparados, interesantes y entretenidos.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here