¿Sirve de algo quejarse en el trabajo?

Un estudio revela una interesante tendencia que sucede en los lugares donde laboras.

0

El quejoso de la estación puede ser un problema.

¿Existe el empleo ideal? Todo mundo dice que sí, en especial si es aquel con el que siempre soñaste. Pero ese trabajo que parece en un inicio un paraíso puede verse afectado por la participación de personajes secundarios con una visión negativa de todo lo que sucede a su alrededor.

Este escenario era digno de estudio, por lo que el European Journal of Work and Organizational Psychology lo hizo. Ahí, se analizó el comportamiento de un grupo de empleados los cuales escribieron un reporte en un diario a primera hora y a última.

En el primer informe se registraba el ánimo y cómo dormían, mientras que el segundo era sobre su sentir y compromiso con el trabajo.

El estudio reveló que las quejas incentivan el mal humor en la oficina y castigan la productividad laboral.

Esto tiene lógica, pues ¿quién en su sano juicio se siente bien rodeado de tanta mala vibra, justificada o no?

Los más severos trabajadores dirán que no hay nada de que quejarse mientras las cosas más básicas sean cubiertas por el empleador, mientras que otros, con un tono molesto o revolucionario (dependiendo de la mirada), siempre se quejarán de todo.

También sucede en la radio.

Esto no sólo sucede en los lugares repletos de empleados godinez o de cuello blanco que cargan con problemas, también sucede en la radio, donde no falta quien suele quejarse durante el día.

¿Te has fijado si este fenómeno sucede en tu estación?

Cuéntanos en los comentarios cómo atacas el problema.

Fuente: Merca 2.0

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here