Showprep – Insólitas 15 de Septiembre

0

CIENTÍFICOS LOGRAN REVIVIR PARCIALMENTE ÓRGANOS DE CERDOS CON SANGRE SINTÉTICA 

Órganos de cerdo han sido parcialmente revividos una hora después de que los animales fueran sacrificados, en un avance con el potencial de transformar la medicina, aseguran investigadores estadounidenses. La técnica podría aumentar la cantidad de órganos disponibles para trasplantes y dar a los médicos más tiempo para salvar una vida si se aplica a las personas. El estudio también desafía las suposiciones sobre lo que sucede en los momentos entre la vida y la muerte. Cuando el corazón deja de latir, el cuerpo se queda sin oxígeno y los nutrientes que necesita para sobrevivir. Los órganos aumentan de tamaño, los vasos sanguíneos colapsan y las células, los componentes básicos de los órganos del cuerpo, comienzan a morir. Se pensaba que la muerte celular era rápida y permanente, pero los investigadores de la Universidad de Yale han revertido parte de ese daño en animales que han estado muertos durante una hora. «Podemos restaurar algunas funciones de las células, a través de múltiples órganos vitales, que deberían haber estado muertos», dijo el profesor Nenad Sestan. «Estas células están funcionando horas después de lo que deberían», indicó.

El equipo de investigación logró una hazaña similar con cerebros de cerdo en 2019. Ahora ha adaptado su tecnología, llamada OrganEx, para que funcione en todo el cuerpo. Los científicos anestesiaron profundamente a los animales y luego detuvieron sus corazones. Después de estar muertos durante una hora, los conectaron al sistema OrganEx y les dieron el cóctel restaurador durante seis horas. La anestesia se mantuvo durante todo el experimento. Después de seis horas, los científicos diseccionaron los órganos de los cerdos, como el corazón, el hígado y los riñones, y comprobaron que fueron parcialmente revividos con algunas funciones restauradas.

Hubo restauración de la actividad eléctrica en el corazón y algunas células del músculo cardíaco pudieron contraerse. Sin embargo, los órganos no funcionaban al mismo nivel que antes de la muerte.

NO TENÍA IDEA DE QUE LA INFECCIÓN EN SU PECHO ERA LEUCEMIA

Cuando Sophie Wheldon era estudiante recibió un diagnóstico que, dice, fue «un enorme shock»: tenía leucemia. Ahora insta a la gente a reconocer los síntomas de la enfermedad. Sophie, una británica de 24 años, cuenta como descartó su infección persistente en el pecho, los dolores de cabeza y el dolor de cuello pensando que era estrés mientras estudiaba. Pero después de ver a su médico y de ir al hospital, le diagnosticaron el cáncer en la sangre en 2018. Según la organización Leukemia UK, menos del 1% de las personas pueden identificar los síntomas de la enfermedad, a pesar de que cada día 28 personas son diagnosticadas en este país. Cuatro de los síntomas más ampliamente reportados incluyen fatiga, hematomas, sangrado inusual e infecciones repetidas, señala la organización benéfica. Wheldon fue sometida a una terapia CAR-T un día antes de cumplir 21 años. Leukemia UK se unió a la organización Leukemia Care para instar a las personas a estar al tanto de los posibles síntomas. Wheldon estaba estudiando biología en 2018 cuando se enfermó y su médico le aconsejó que fuera al hospital después de advertirle que su dolor de cuello podría ser meningitis. La joven dice después de que la revisaron en la sala de urgencias fue trasladada de inmediato a la sala de pacientes «agudos» donde le tomaron análisis de sangre cada hora, tomografía computarizada de cuerpo completo y «lo que ahora sé que fue una biopsia de médula ósea».

Después de la biopsia, sus síntomas persistieron y volvió a ver al especialista. Allí se enteró de que estaba «clasificada como enferma terminal». Posteriormente le dijeron que podía ser elegible para un tipo particular de tratamiento: la terapia CAR-T. La joven afirma que ella fue la primera persona de su comunidad que recibió el tratamiento. Y fue sometida a éste un día después de cumplir 21 años, en junio de 2019. «Cuando regresaron con [las células], las traían en una pequeña bolsa. Eso era lo que me salvaría la vida», cuenta. «Era una infusión de 20 segundos: es una locura pensar que sea posible». Después de someterse a revisiones regulares de su sangre, en julio de 2019 le dijeron que «estaba en remisión completa», lo que, asegura, fue «literalmente el mejor día de su vida». Su sistema inmunológico se ha visto afectado por el tratamiento, pero dice que está «agradecida de estar aquí» e insta a las personas a estar al tanto de los signos que pueden indicar la presencia de la enfermedad. «Los síntomas de la leucemia pueden ser tan vagos y fáciles de pasar por alto, pero siempre tienes que confiar en tu instinto», agrega.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here