Showprep – Insólitas 24 de Mayo

0

MUJER DESAPARECE EN 1978 Y ENCUENTRAN SU CADÁVER 43 AÑOS DESPUÉS

El cadáver de Alberta Leeman, una mujer que desapareció en julio de 1978 sin dejar rastro, fue encontrado en un automóvil hundido en el río Connecticut (noreste de Estados Unidos), informaron este lunes medios locales. La identidad de la mujer, que al momento de desaparecer tenía 63 años, fue confirmada por pruebas de ADN, según datos provistos por la Policía estatal, y el estudio forense determinó que la causa del fallecimiento fueron golpes recibidos en un accidente de tránsito.

El cadáver de Leeman, que vivía en el estado de New Hampshire, fue hallado en agosto de 2021 utilizando un nuevo equipo de rastreo, pero las autoridades no habían confirmado hasta ahora que se trataba efectivamente de ella. Sus restos fueron examinados por la oficina del médico forense de New Hampshire y por antropólogos forenses que determinaron que murió por «múltiples lesiones por fuerza contundente», señala la cadena CBS. El río Connecticut atraviesa los estados de New Hampshire, Vermont, Massachusetts y Connecticut.

 PESCADORES CAPTURAN A UN RARO CAIMÁN

En Galveston, dos pescadores se llevaron una sorpresa la semana pasada cuando se dieron cuenta que atraparon un caimán muy raro de color negro.  Justin Jordan de 29 años y que es guía de pesca en Galveston, Texas, contó a medios digitales sobre el momento en el que vio al caimán. “Fue una experiencia salvaje” indicó.  Jordan dirige Lotus Guide Service, un negocio de viaje y guía de pesca. Jordan, que ha estado pescando toda su vida en el área de Galveston, apenas comenzó a guiar el año pasado. Fue el 15 de mayo que, acompañado con su amigo pescador Terrell Maguire, Jordan notó una criatura de “aspecto amenazante” en los pantanos. Maguire lanzó su caña de pescar y el caimán atrapó casi de inmediato el anzuelo, comentó Jordan. “El pez comenzó a saltar fuera del agua y se volvió loco”, dijo. “Cuando lo llevamos al bote y llegó a la superficie, lo vimos y era negro azabache». 

Jordan mencionó que lo reconoció de inmediato como un caimán melanístico, un caimán con un alto nivel de melanina, lo que causa su particular color.  En general, los caimanes comunes son de un color marrón oliva, según National Geographic. Los pescadores rara vez ven o capturan a un caimán melanístico. Este caimán puede crecer más de 3 metros y pesar casi 160 kilogramos.  Jordan comentó que él y su compañero tomaron algunas fotos, lo recogieron para observarlo, y finalmente lo pusieron de nuevo en el agua para soltarlo, por lo que la captura solo duró poco tiempo.   «Fue realmente genial», agregó Jordan. «Fue especial. Es casi como si estuviera destinado a suceder, que se suponía que debíamos atrapar ese caimán». Aunque Jordan dijo que ve caimanes todo el tiempo, este fue el primer cocodrilo melanístico que vio. «Hemos detectado algunas rarezas, pero no es realmente lo que buscamos», dijo el pescador. «Siempre obtienes algunas cosas que parecen locas, pero nunca un caimán negro azabache, eso es seguro».

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here