Showprep – Noticias 5 de Enero

0

DONALD TRUMP ENTREGARÁ MEDALLA A CONGRESISTAS NUNES Y JORDAN

Donald Trump se prepara para entregar uno de los máximos honores civiles de la nación a dos de sus más abiertos aliados en la Cámara de Representantes, los congresistas Devin Nunes, por California, y Jim Jordan, por Ohio, al tiempo que busca recompensar su lealtad a poco más de dos semanas de abandonar su cargo. De acuerdo a un funcionario de la Casa Blanca, Trump entregaría a Nunes la Medalla Presidencial de la Libertad el lunes. El ex presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes ha sido un ferviente partidario de Trump durante las pesquisas sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y el juicio político contra el presidente en 2019 por una cámara baja liderada por demócratas.

La medalla, creada por el presidente John F. Kennedy, es un reconocimiento a aquellos que han hecho una «contribución especialmente meritoria» a la seguridad nacional, la paz mundial o «a la cultura u otros esfuerzos importantes públicos o privados». El reconocimiento se da al tiempo que Trump ha estado recompensando a sus partidarios con las gratificaciones y el prestigio que implica servir en un sinfín de consejos de asesoría y comisiones federales antes de entregar la presidencia el 20 de enero. Se espera que Jordan, uno de los líderes del Partido Republicano que trata de socavar la confianza en los resultados de la elección presidencial de 2020, reciba el galardón la próxima semana. The Washington Post fue el primer medio en reportar la intención de Trump de entregar el premio a los legisladores.

JUEZA BRITÁNICA RECHAZA EXTRADITAR A JULIAN ASSANGE A EU

Una jueza británica rechazó el lunes la solicitud de Estados Unidos de extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para que enfrente cargos de espionaje, argumentando que podría suicidarse en las duras condiciones de una prisión estadounidense. Vanessa Baraitser, jueza de distrito, rechazó los argumentos de la defensa de que Assange sea un perseguido político o que en Estados Unidos no recibiría un juicio imparcial. Además, afirmó que su precaria salud mental probablemente podría empeorar en condiciones de «aislamiento casi total» en una prisión estadounidense. «Encuentro que la condición mental del señor Assange es tal que sería opresivo extraditarlo a los Estados Unidos de América», expresó la magistrada. Baraitser añadió que Julian Assange es «un hombre deprimido, a veces preso de la desesperanza» quien tiene «la inteligencia y la determinación» de burlar cualquier medida contra el suicidio aplicada por las autoridades penitenciarias estadounidenses. El gobierno estadounidense indicó que apelará el fallo los siguientes 14 días. Los abogados de Assange anunciaron que en una audiencia el miércoles pedirán que éste sea liberado de la prisión en Londres donde se encuentra desde hace más de año y medio.

Julian Assange, quien estuvo presente en la audiencia judicial, se frotó la frente con la mano cuando escuchó la decisión. Su pareja Stella Moris, con quien tiene dos hijos pequeños, sollozó. El abogado estadounidense de Assange, Barry Pollack, aseveró que el equipo legal está «sumamente complacido con la decisión del tribunal británico de negar la extradición». «El intento de Estados Unidos de enjuiciar a Julian Assange y de buscar su extradición fue desaconsejable desde un comienzo», expresó el abogado. «Esperamos que, tras considerar el fallo del tribunal británico, Estados Unidos desista de sus intentos de seguir más el caso». El fallo constituye un momento dramático en la larga batalla que Assange ha librado en Gran Bretaña, y lo más probable es que no sea el capítulo final. Los fiscales estadounidenses han presentado 17 cargos de espionaje contra Assange y un cargo de uso indebido de computadoras, en relación con la filtración de documentos militares y diplomáticos por parte de WikiLeaks hace una década. Los cargos conllevan una pena máxima de 175 años de cárcel.

MÉXICO INICIA PERIODO COMO MIEMBRO DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

México inició este lunes su periodo como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU reiterando su compromiso con el multilateralismo y con la protección de los civiles en las guerras y de las personas en situaciones vulnerables. La delegación mexicana participó en una primera reunión por videoconferencia y en una breve ceremonia en la que el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas dio la bienvenida para el periodo de dos años a los nuevos miembros no permanentes, que además de México son la India, Irlanda, Kenia y Noruega. Los cinco países colocaron sus banderas ante la sala en la que se reúne el Consejo de Seguridad, del que son oficialmente parte desde el 1 de enero, aunque hasta este lunes el órgano no inició sus actividades del año 2021. «Hoy es un día de gran honor para México, al marcar el comienzo de nuestra quinta participación como miembro electo del Consejo de Seguridad», dijo Juan Ramón de la Fuente, embajador mexicano ante la ONU.

En su discurso, el embajador repasó algunas de las prioridades de su país para los dos años de mandato que tiene en el Consejo, donde México se comprometió a trabajar para que el órgano cumpla con su cometido de mantener la paz y la seguridad internacionales respetando el derecho internacional. De la Fuente recalcó el compromiso mexicano con el multilateralismo y aseguró que va a promover la resolución pacífica de disputas y la diplomacia preventiva. Además, subrayó que México quiere poner el bienestar de las personas en el centro de las acciones del Consejo de Seguridad, con énfasis en la protección de civiles en los conflictos armados y de todas las personas en situación de vulnerabilidad.

El embajador mexicano también prometió dar voz a la sociedad civil y aportar una perspectiva de género al trabajo del órgano. Entre las prioridades más concretas, destacó la cooperación internacional para luchar contra el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras. México fue elegido como miembro no permanente del Consejo de Seguridad para el bienio 2021-2022 el pasado junio, cuando recibió el apoyo de 187 de los 193 Estados miembros de la ONU. Esta es la quinta vez en la que México es parte del Consejo de Seguridad y la primera de la última década. Las ocasiones anteriores habían sido en 1946, 1980-1981, 2001-2002 y 2009-2010.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here