Las fantasías de un DJ de radio

¿Cuáles son sus sueños y deseos? ¿Podrían volverse realidad?

0
Se vale soñar...

Quienes trabajamos en radio tenemos muchos deseos. Queremos crecer profesionalmente, hacer una carrera exitosa, ocupar cargos más altos, ser llamados por otras emisoras, trabajar en otro país, llegar a la televisión, ser propietarios de nuestra propia emisora…

Pero hay otros deseos más íntimos y aterrizados que tienen que ver con nuestro día a día, con nuestro trabajo habitual, y nada nos cuesta soñar y tener algunas fantasías.

Hoy he querido alegrar su día con un poco de humor y he tomado prestadas algunas ideas del reconocido hombre de radio estadounidense Dan O’Day.

Aquí están las fantasías de un DJ de radio. ¿Añadiría alguna otra fantasía? ¿Cuáles son las suyas?

Fantasías

Director a DJ: «Tranquilo. No tienes que seguir la programación. Puedes poner la música que quieras».

Director a DJ: “Aquí tienes mi número privado. Cuando veas que cometo un error o que se me olvidó algo puedes llamarme, sin importar el día ni la hora. Incluso puedes insultarme si quieres”.

Gerente a DJ: “Eres igual de importante para esta emisora que el vendedor más humilde. ¿Qué modelo de iPhone quieres que pongamos en el carro que acabamos de canjear para tu uso personal?”

Gerente a DJ: “¿Puedes venir a mi oficina un momento? Me gustaría explicarte el programa de pago de horas extras de esta emisora que acabamos de crear para todos los disc-jockeys”.

Cónyuge del dueño de la emisora a DJ: “Claro, hay una canción que me encanta, pero nunca te pediría que la toques. Después de todo, tienes que seguir la programación que te dejaron”.

Ingeniero a DJ: “Si alguna vez tienes algún problema con el equipo, por leve que sea, avísame y lo solucionaré de inmediato. De lo contrario, prometo no hablar contigo a menos que me lo pidas”.

Gerente a DJ: “Nuestro ingeniero trabaja cinco días a la semana. Nuestro personal de oficina trabaja cinco días a la semana. Nuestro personal de ventas trabaja cinco días a la semana. ¿Por qué diablos debería esperarse que trabajes seis (o incluso siete) días a la semana?”

Propietario de la estación a DJ: “Mira, yo no soy más que alguien que se compró una emisora de radio. Mi interés no es el de decirte cómo debes entretener a miles de personas. Tú eres el que sabe”.

Vendedor a DJ: “Haces un gran trabajo para crear un producto que sea fácil de comercializar. Me siento muy culpable de que me paguen el 15% de los frutos de tu trabajo”.

Oyente a DJ en una aparición pública: “¡Te ves exactamente igual a como suenas en la radio!”

DJ anterior al siguiente DJ: “Ya te dejé el turno listo. Cambié las espumas de los micrófonos por unas nuevas. Recogí todos los papeles que habían dejado los de la mañana e incluso limpié la mesa. En la mesa de al lado encontrarás una botella con agua que me sobró. Es tuya. Ya rocié ambientador en el estudio. Aquí hay un bloc de notas nuevo, dos lápices recién afilados y un montón de material que no pude incluir en mi programa de hoy. Me encantaría quedarme y charlar, pero quiero decirle al programador cuáles canciones no alcancé a pasar, para que las tenga en cuenta”.

Gerente a personal de la emisora: «Esta es la octava medición consecutiva en la que perdemos audiencia. Ya hemos hecho 4 cambios de formato y hemos traído 7 directores en cuatro años. Obviamente, no tengo ni idea de cómo manejar las emisoras, así que he decidido presentar mi renuncia».

Compañía de tarjetas de crédito a DJ: “Esperamos que disfrutes de tu propia Visa Platino”.

Tienda de muebles a DJ: “Ahora que compraste tu nuevo apartamento queríamos ofrecerte…”

Esperanza Gómez: “Estaba escuchándote. Me encantó tu voz y quisiera conocerte. ¿Me invitas a tu programa? Haré todo lo que me pidas…”

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here