Showprep – Insólitas 9 de Noviembre

0

SUPUESTO FANTASMA EN BALCÓN SE APARECE EN UNA CASA DE INDONESIA

El camarógrafo enfoca al hombre que camina frente a la zona verde de una casa. Al parecer, quien filma no se percata de la figura de un hombre de bigote (el supuesto fantasma) que se asoma por una ventana de la vivienda, y que se esconde, como si flotara. Según la página de La Kalle, al fantasma le tienen el nombre de ‘pengadbi setan’, que evoca a la película de terror ‘Los huérfanos’, la cinta de este género más prominente del cine de Indonesia y que narra la tragedia financiera y emocional de una familia cuya madre muere después de guardar cama durante 3 años.

Como caso curioso, según Mashable Asia, las autoridades de Indonesia tienen un curioso castigo para quienes incumplan las normas de distanciamiento social por la pandemia de coronavirus, y es aislar a los infractores en una casa embrujada durante 14 días. La casa abandonada y donde presuntamente ocurren fenómenos paranormales se encuentra en medio de una plantación de arroz, aunque las autoridades tuvieron el detalle de limpiarla y adecuarla con servicios para alojar personas allí. Al parecer, la amenaza con llevar a los infractores a esa casa ha dado resultado, pues las personas en Indonesia por lo general son en extremo supersticiosas y les temen a este tipo de historias.

FUE CON DOLOR AL HOSPITAL Y LE EXTRAJERON “UN CELULAR DEL ESTÓMAGO”

Un hombre de 28 años acudió a un hospital del norte de Egipto porque sufría dolores en el abdomen y una  radiografía terminó confirmando lo que los médicos que le atendieron se resistían a creer: su estómago alojaba un teléfono móvil. “Cuando mis ayudantes me dijeron aquello, no podía creerlo”, reconoció en conversación con el diario español El Mundo el doctor Hisham el Sayed, quien realizó la operación de extracción. El paciente  ingresó hace unos días en la clínica universitaria de Benha, una ciudad a 45 kilómetros al norte de El Cairo. “Se quejaba de dolores y decía haber ingerido un móvil. Pedí que le realizaran una nueva radiografía desnudo porque dudaba del primer examen y pensaba que se la habían tomado vestido, con la posibilidad de que el terminal estuviera oculto entre la ropa”, contó  El Sayed. La prueba no cambió un ápice el resultado. Un objeto aparecía nítidamente en su estómago. “Hablé con el colega que le había atendido antes y acordamos someterlo a una operación urgente. Había que preparar la sala de operaciones e intervenirlo a la mayor brevedad posible”, dijo el galeno.

Según El Mundo, la prensa local ha convertido la peculiar historia en viral pero algunos de los datos proporcionados no casan con la realidad, como la presencia del móvil en su interior durante siete meses. A juicio de El Sayed, no es posible que hubiera transcurrido tanto tiempo. “No sabemos cómo ingirió el móvil ni sabemos si tiene problemas psicológicos. Sus parientes dicen que se produjo cuando estaba bromeando con unos amigos hace unos días pero debió ser hace al menos algunas semanas”, detalla el médico, encargado de la intervención que ha logrado eliminar el celular. “Abrí su abdomen y vi efectivamente que había algo sólido. Cuando lo saqué no sabía lo que era. Parecía un objeto envuelto en una bolsa de plástico. Pensé que era marihuana y llamé a la policía del hospital para que quedara registrado y no tuviéramos problemas luego con la familia”.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here