El proyecto de ayuda del Senado en EE. UU. excluirá a las emisoras

0

Los ingresos de las compañías de radio, grandes y pequeñas, fueron afectados por la crisis sanitaria, esto según el segundo trimestre. Además de las grandes pérdidas de ingresos del 50% o más, por lo que algunos colaboradores han sido despedidos o su salario lo han reducido. 

El senador republicano Marco Rubio está patrocinando un paquete de ayuda, sin embargo, dicha ayuda excluye a compañías como iHeartMedia, Entercom, Townsquare y cualquier otra compañía de radio con más de 300 empleados. 

Lo anterior ocasionó que la industria de la radio, con ayuda de la NAB, estuviera presionando al Congreso para asegurarse de que cualquier futuro paquete de ayuda permita a las emisoras recurrir a esa financiación, ya que las estaciones son las que han estado durante meses informando a los ciudadanos sobre lo que acontece a nuestro alrededor y ha hecho muchas recaudaciones a las personas más vulnerables y también para las organizaciones locales afectadas por COVID-19. 

El proyecto de Ley de Rubio ayuda más empresas grandes que a las que apenas están emprendiendo o son pequeñas. También dicho proyecto ha obtenido el apoyo de la Academia de la Grabación y de la Asociación Americana de Música Independiente, que han estado acosando a la industria de la radio durante años por los pagos monetarios de los artistas. Éstas dos organizaciones están a favor de Rubio y también en apoyo de la legislación que prohíbe a las empresas con más de 300 empleados recibir fondos, sin importar cuántos grupos de estaciones, puedan tener. 

La Academia de la Grabación y la Asociación Americana de Música Independiente, en su carta, señalan el apoyo que tienen a la Ley del Programa de Recuperación de Pequeñas Empresas y Protección de los Cheques de Pago. Lo más importante es que los préstamos del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) de segunda mano serían una línea de vida necesaria para las verdaderas pequeñas empresas de la industria musical, y una reducción del límite de empleados a 300 empleados es una política pública sensata.

También, las organizaciones mostraron estar complacidas al ver que la propuesta no incluye disposiciones apoyadas por la industria de la radiodifusión, para permitir que las emisoras de radio califiquen si  es que emplean a menos de 500 personas.

Esta nota fue realizada con base en una publicación realizada por Radio Ink.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here