Jorge Ramos se despide de María Elena Salinas.

No hay plazo que no se cumpla y hoy la pareja de reporteros se despide después de casi 30 años de compartir cámaras y micrófonos.

0

Adiós Maria Elena

Jorge Ramos uno de los comunicadores latinos más importantes de la Unión Americana, quizá el más reconocido, hizo público su agradecimiento a su compañera al aire durante casi 30 años Maria Elena Salinas.

Salinas la primera reportera latina en entrar al Salón de la Fama de la National Association of Broadcasters, anunció que dejaría la emisión a mediados de diciembre para dejar su puesto a Ilia Calderón como la nueva copresentadora del Noticiero Univision.

En Gracias María Elena, como tituló Ramos al emotivo mensaje de despedida que dedicó a la que fuera por tanto años su mancuerna al aire nos cuenta: Llevamos tantos años como pareja al aire que algunas veces la gente se confunde y me llama Jorge Salinas. Eso siempre me divierte. Tengo que agradecerle que me haya aguantado todos estos años. Nadie, nunca, lo ha hecho como ella y por tanto tiempo.

El reportero nos habla del profesionalismo y entrega de su hasta hace poco compañera no había nadie más confiable que María Elena para estar a su lado. No exagero al decir que está obsesionada con los datos y con la verdad. Los que trabajamos con ella sabemos perfectamente cuando algo le brincaHasta en sus últimos días en el noticiero se aseguraba de que todo lo que dijéramos fuera cierto.

No todo fue trabajo en la relación de estos dos gigantes de la comunicación, vivieron como cuenta Ramos el nacimiento de sus hijas Julia y Gabriela y de mis hijos Paola y Nicolás, la muerte de su mamá y de mi papá, la difícil investigación sobre la vida de su padre (que en un momento dado fue sacerdote), divorcios y nuevas relaciones.

La igualdad y el respeto fueron sin dudas la clave para que esta relación que empezará en 1988 fuera sólida y saludable, desde el primer día cuenta Jorge se definieron los detalles mínimos pero esenciales, ella se sentaría a la derecha de la pantalla y yo a la izquierda, ella prefería las copias del guión de un color y yo de otro, ella comenzaba un día el noticiero y yo el siguiente y, en la medida de lo posible, nos repartiríamos las entrevistas, los viajes y los reportajes más importantes.

A pesar de todo, algo nos faltó: tiempo, confiesa el periodista.

“Ramitos” como le llamaba Marai Elena a Jorge quería, regalarle algo especial, pero como bien dice: me conoce tan bien que solo algo escrito, como esto, le puede llegar.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here