Trata a los podcasts como un negocio nuevo

No sólo se trata de subir un archivo de audio descargable a la red, también de desarrollar y producir.

0

No son un juego.

Todos los genios detrás de una empresa dedicada al audio creen que los podcasts son: grabar, editar, subir y monetizar. Todo suena más fácil que la tabla de multiplicar del uno, sin embargo, es más complicado de lo que parece.

Ahora, no es por espantarte, pero los podcasts llevan mucho tiempo de existir… Podría decir que poco más de 10 años. La cuestión es que pocas personas los tomaron en serio y por esa razón, en muchos casos, el medio tardó en despegar.

Hoy, una década después, tu estación de radio decide diversificarse y probar con los podcasts, el problema es que quieres, junto a tus programadores y editores, resultados inmediatos.

Mi estimado lector, ese es el primer paso hacia la perdición y la muerte prematura de un negocio que debería ser tratado como una startup.

Yo entiendo mejor que nadie lo que es la presión de directivos hambrientos de buenos resultados. La industria de la radio no necesita más empleados que hagan las cosas por amor al arte, lo importante es generar dinero, billetes verdes o pachocha como decía Beto “El Boticario”.

Antes de comenzar un podcast, piensa si ya tienes un público que los pueda consumir; si no es el caso, tendrás que construir desde cero. Si resulta que tu audiencia gusta de descargar archivos de audio, ya la hiciste porque vas un paso adelante.

Ahora sigue elegir los temas. ¿De qué quieres hablar? ¿Alguien más lo hace? Y si lo hace, ¿por qué no debería hacerlo? Suena ridículo, pero lo primero que debes entender es que tu voz también es muy valiosa, si eso logras transmitirlo a tus escuchas entonces ya estas avanzando.

No es fácil poner manos a la obra

Crea una comunidad. Suena demasiado básico, pero la gente que te escucha y descarga ya te hizo un favor. Te toca devolverlo con ciertas ideas y conceptos para generar conversación.

Lo que sigue es clave. Respira hondo y piensa: esto es una plataforma totalmente distinta a pesar de que tiene los principios más básicos de la radio. Cuenta historias, lleva estadísticas y revisa comentarios rondando la gran carretera de la información. No esperes a que todo camine solo.

Por esa razón, la producción de podcasts lleva mucho tiempo. Está bien que quieras resultados de inmediato, pero no siempre resulta así (ojalá lo fuera). Cuesta trabajo crear una comunidad y contenido, en especial para los que tal vez no escuchan radio, pero están dispuestos a descargar y suscribirse a un podcast.

El compromiso, la inversión, la producción de podcast debe estar en la mente de todas las personas dentro de una radiodifusora que apueste por aprovechar la plataforma.

Emprender es una gran idea, iniciar los podcasts también, sin embargo, hay que tener compromiso y pensar: Hey, esto es un negocio nuevo, no va a salir todo por arte de magia, es indispensable trabajar.

Así un día verás que ese podcast estará en los primeros lugares de iTunes.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here