De poeta, dramaturgo, locutor y loco, todos tenemos un poco…

Andrés Castuera Micher nos narra su acercamiento a la radio de entretenimiento y difusión de la cultura para jóvenes de todas las edades.

0

Promoviendo el radiodrama.

¿Cuál fue tu primer contacto con la radio?

La primera, primera vez, sucedió en León, en un taller de radio en Guanajuato. A mí me encantó desde entonces, y me quedó la espinita, nunca imaginé que sería mi medio de vida. Y no volví a hacer radio, estudie arte dramático y teatro, en la carrera me invitaron a hacer doblaje de series y lo hice un tiempo, pero en ese tiempo, mi mamá, María Elena Micher, ingresa en Radio Red, y fue un cambio radical, pues ella era presidenta de APAC, asociación para personas con parálisis cerebral, y de la noche a la mañana llego a tener un contacto real con la radio. Entré cuando me pidieron que hiciera una escena dramática para la serie “Parejas Disparejas” en Radio Red, y luego entré a la Secretaría de Cultura con Susana Cato a coordinar el programa de teatro callejero. Susana tenía un programa de radio en la entonces recién nacida Código DF, que hoy es Código CDMX y Verónica Ortiz Lorenz, Directora de Código, me invita a colaborar.

¿Cuáles han sido tus programas de radio desde entonces?

La primera propuesta quise que se tratara acerca de los poetas y se llamaría “A Poetazos”, y mientras aportaba diferentes voces en “La Ciudad de las Maravillas” con Susana Cato; Luego nació “Peridot”, que hacía entre mi chamba real en la coordinación de teatro itinerante. Finalmente desaparece “Peridot” y ya en la administración de Gaby Lemus de Código, aprovechamos mis cápsulas acerca de escritores de México llamada “Palabras Urgentes” y nació mi primer programa de radio de autoría propia; más tarde la Secretaría de Cultura me pidió que realizara un programa en la misma código CDMX de vinculación cultural; así nació “Vincularte”. Mis series han trabajado mucho en las difusión de cuenteros, moneros, poetas y escritores desde hace ocho años.        

¿Cómo se dio el salto de tus programas en la radio pública y llegaste a la radio comercial?

Pues en Radio Red tenían un programa de cartelera y ya nos conocíamos el productor Edgar Fernando Cruz y yo, y me dijeron que necesitaban para “Buen Fin de Semana”, serie de cartelera de espectáculos, a alguien que de verdad viera los espectáculos y de esta invitación han pasado cinco años. Y la verdad tuve buena escuela, pues mi madre ha conducido veinte años para Radio Centro y desde adolescente conozco Radio Red. Así se me abrieron las puertas dos emisoras de gran trascendencia en México.  

¿Cómo te ves a ti mismo como difusor de la cultura?

Mira, el tratar temas de cultura, de entretenimiento, no creo que sea un diálogo de sordos, la gente se acerca mucho más de lo que a simple vista pensamos a conocer eventos, lugares, exposiciones. La cuestión es que los empresarios de medios, tanto como los anunciantes tienen la idea de que se trata de programas radiofónicos que no venden, y así te lo dicen. Ya cuando decidí que quería dedicarme a la radio fui generando varios programas más y conceptos, pero en muchas ocasiones he ido de escritorio en escritorio y esto es lo que te dicen: “¿traes patrocinador?” Si dices no, ellos responden: “entonces no me interesa”. El problema es que nos falta darle elementos de educación para la cultura a todos; el gozo por los deportes es algo común en todos, favorecemos el deporte del espectáculo, pero no se procura enseñar el disfrute por la cultura.

¿Por qué se le apuesta al entretenimiento más que a la cultura?

Yo admiro a la radio por directa, por ser democrática y por ser un medio con muchos mejores contenidos que la televisión; en Grupo Radio Centro han contratado a José Antonio Zambrano en un momento muy delicado, justo cuando nos tienen a muchos sentados en la banca; yo reconozco, y no suelo ser quien hable bien de los jefes por quedar bien, lo digo con justicia: en Radio Centro se nos ha cuidado, conservamos nuestros sueldos intactos, aunque no estemos al aire; esta es una estrategia genial, pues Radio Centro nos dice: “no te me vayas, no te me vayas” y evitan desordenes económicos en toda la empresa. Claro que hay que reconocer que esta contratación del Panda es muy peculiar, pues mientras las audiencias aplaudían que sacaran al Panda de Radio Fórmula por contenidos nocivos, esta misma persona la toman aquí en Radio Centro. Quiero entender a la empresa, y comprendo que para sostener programas de contenido profundo hay que mantener a la par patrocinadores y que programas como el del Panda sostienen a todo lo demás.

¿Cuáles son los nuevos proyectos en la radio?

Estoy haciendo una vez más radioteatros en código CDMX y estoy aprovechando a los jóvenes practicantes de la carrera de dramaturgia para demostrar que el género del radiodrama puede retomarse y ser rentable en cualquier emisora de radio.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here