Cubrir tráfico y nota urbana te lleva a la nota roja… y de ésa te debes sobreponer

Platicamos con Wendolyn Vera, reportera vial.

0

Joven reportera vial de Formato 21

Wendolyn Vera ha ido aprendiendo que a la información no se le debe dar la vuelta, y que en ocasiones reportear acerca de tráfico y lo que acontece en la ciudad puede llevar a dar con notas rojas, y ante eso hay que sobreponerse y servir igual como informador para la ciudadanía.

¿Reporte urbano y cotejo de información, qué es?

Más allá de la tarea que hace un reportero, lo que me toca es realizar el reporte urbano. Y entonces el radioescucha va en su automóvil y escucha: “Hay tráfico en tal dirección, habrá periodos de avance lento, o bien que encontrarás condiciones favorables para trasladarte adecuadamente por otra vía…” y podría parecer un trabajo muy fácil, pero no, la verdad es que requiere un conocimiento amplio de lo que es la Ciudad. Un transeúnte va por la ciudad y no percibe muchas cosas que allí están sucediendo, y en eso nos volvemos sus guías, su mejor camino.

¿El reportero urbano trabaja también en una carrera contra el tiempo?

Sí que lo es, esa información que se genera debe darse de inmediato, porque al fin y al cabo estamos en el área de noticias; entonces el trabajo que hacemos allí es de inmediatez para mantener informadas a las personas lo más rápido posible.

¿Y si sucede un evento, un temblor, una explosión de gas, si pasa algo que altera la ciudad, qué es lo que te toca hacer como reportera urbana?

Lo que nos toca allí es obviamente trasladarnos al lugar, porque es donde se está generando la información; entonces nos movemos, recabamos la información, y alertamos a la población que nos está escuchando. Se nos pide que demos información clara que permita que los escuchas estén acompañados por nosotros, y hacerlos sentir más seguros, que sepan que la situación ya está bajo control, o en su caso, debemos, como reporteros, obtener información directa y ágil para orientar a la ciudadanía. El reportero debe ser muy ágil a la hora de sacar los datos, porque de pronto, a la hora que llegas a un accidente, a un evento, se torna muy hermético el asunto, sobre todo cuando hay personas que pierden la vida. Es muy hermético, y entonces tienes que tener esa habilidad para entrarle a las personas y preguntar a los testigos qué pasó, no es tan fácil como uno supondría, obvio este grado de dificultad de obtención de información y de ratificación de hechos no la percibe el público, pero la realizamos antes de informar o dar reporte.

¡Y de pronto pasas de reportero urbano a reportero de nota roja! ¿Cómo lo vives, qué sientes?

¡Híjole, sí, puede suceder que estás reportando urbano y sucede un incidente con decesos y eso se convierte en nota roja: Yo la verdad he estado más en urbana que en nota roja, pero sí me ha tocado, por lo menos un par de veces, estar en incidentes con personas fallecidas… ¿Qué pasa conmigo? Mira, la verdad hay que sobreponerse a eso, pero yo llevo apenas dos años en esto, y a pesar de eso no he perdido mi sentido humano y te duele. En presencial sólo lo he vivido dos veces, pero en la redacción me ha tocado informar de muchos sucesos que pasan en este país, y te duelen, obviamente te duelen, porque aunque sean hechos delictivos, o incidentes viales, como mujer te enfrentas a estar informando acerca de la muerte de niñas, jóvenes, mujeres de mi edad, de tu edad es algo que realmente te pesa por dentro, y en primera instancia piensas: “Pude ser yo, pudo ser mi mamá, mi hermano; pudo ser ella que va sentada a un lado mío en el autobús”. De repente en el reporte te llega eso, y te pega muy fuerte, sin embargo te sobrepones porque sabes que el trabajo tiene que salir. Es difícil esta temática para cualquier ser humano, sin embargo, esta temática del reportero urbano y nota roja es un círculo muy cerrado para las mujeres, no quiero decir que no puedan entrar, pero sí es un área difícil. Mira, no quiero entrar en tema de género, sí se nos permite trabajar en nota roja y urbana, pero no tengo una palabra para describir lo difícil que es la carga emocional del tipo de información…

Ser reportera urbana y de nota roja no quiere decir que tengas que tener temperamento “masculino” ¿o sí?

No, para nada. Es ocupar tu lado B, ya no es Wendolyn la que está viendo al muerto allí, es la Wendolyn lado B para que no me afecte cuando salgo del trabajo o llegue a permear en otros puntos de mi vida. Y te haces más sensible en algunas cosas, y no sé si prevenido, porque de repente ves tantas cosas que vas en la calle y…vas más alerta, porque sabes que hay muchas cosas que pueden pasar, porque tú ves notas cada día de atropellamientos, asaltos en transporte público, incidentes con violencia. Dicen por allí, bendita ignorancia, porque la gente libre de esta temática no va alerta, pero como reportero urbano tu vida cambia.

¿Cómo te preparas cómo reportera cada día?

Para empezar estar informado acerca de todo, todo lo que está pasando, insisto, en esta área de noticias siempre debes de estar al píe del cañón por todo lo que está saliendo. Después mucha práctica, yo me acuerdo que me daba mucho miedo pasar en vivo, pero al momento del trabajo te vas haciendo a la práctica.

¿Es vida la de un reportero?

¡Por supuesto que sí! Cuando estás haciendo algo que te gusta, creo que estás en el camino correcto. Puede ser difícil, sí, no sabemos cuánto estaremos aquí, pero la onda es crecer, aprender del periodismo y volvernos “los eternos inconformes”, ¿de qué te sirve ser un eterno inconforme? De seguir adelante. Es seguir buscando, y obteniendo más.

Wendolyn Vera ¿qué es para ti la radio?

Es un gran medio de difusión de ideas, de personas que afortunadamente siguen innovando, y por otro lado es una pena que todavía hay personas que siguen creyendo en modelos de la radio de hace veinte años, sin considerar que existen jóvenes con propuestas de renovación para el medio.

Si tú fueras un director creativo de radio, ¿qué propondrías a la radio actual?

Creo que nos hemos casado con la idea de que “lo serio es lo verdadero”. Yo apuesto más a la radio divertida, no por eso vacía, sino entretenida, de contenido inteligente. Si a mí me dieran la dirección de un contenido empezaría por cuidar las palabras, porque hay que tener responsabilidad sobre lo que decimos, porque hay un impacto sobre las personas a las que estoy llegando.

Algo que te desagrade y algo que te agrade de la radio:

Creo que la radio está pasando por un periodo de transición, que yo imagino como una renovación y que vaya lento en este cambio no me gusta. Lo que me agrada de la radio es la tarea que realiza en casos de catástrofes, y en eso la radio es la gran triunfadora ante todos los demás medios, y sobre todo porque la radio ha ido entendiendo el crecimiento tecnológico y lo ha ido integrando para acoplarse al medio sonoro.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here