SCT pasó por alto parentescos de Tecnoradio con Radiorama

Elementos de la Secretaría aseguraron que no quisieron intervenir en las facultades del Instituto durante el proceso.

0

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha admitido que durante la pasada licitación de radio entregó los documentos propios a la cadena Tecnoradio para validar su participación en el concurso de radio sin haber realizado una investigación previa para confirmar si existía vínculo alguno entre esta compañía y algún otro actor de la radio.

Lo que ha llamado realmente la atención sobre el asunto es que la Secretaría ha sido durante los últimos 89 años la dependencia rectora y reguladora en materia de radiodifusión, la que otorga refrendos y revocaciones de concesiones.

Lo anterior quedó constatado en el expediente P/IFT/EXT/300517/125, dónde se explica que la SCT entregó a Tecnoradio su beneplácito para que este interesado pudiera competir por lotes de espectro radioeléctrico, de los que resultó participante ganador de 37 frecuencias, 34 para emisoras en FM y 3 para la AM, y cuyos pagos no cumplió.

El gran problema con Tecnoradio, fue que en su momento se le otorgaron ciertos beneficios, como descuentos y preferencias por tratarse supuestamente de un nuevo participante, lo cual fue descubierto después, y una vez descubierto su vínculo con Radiorama,se procedió a descalificar a la compañía el pasado 30 de mayo.

La SCT no puede solicitar más información que la que el IFT requirió a los participantes de la licitación conducida por dicho organismo autónomo. Mucho menos puede sustituir al IFT en su función de determinar una posible relación o conflicto de interés de los participantes en la licitación con algún Agente Económico Preponderante o con otros integrantes de la industria, aseguró la dependencia en su comunicado del 18 de mayo pasado, dos semanas antes de que el IFT, en medio del escándalo mediático, decidiera descalificar a Tecnoradio.

Del mismo modo, el pleno del IFT reconoció que la SCT no está obligada por ley a informarle sobre potenciales irregularidades que hubiese encontrado en la participación de un agente, pero coincidió que moralmente pudo haberlo hecho, con el objetivo de despejar de cualquier anomalía en la licitación de radio.

Con información de El Economista.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here