¿Qué está matando a la industria de la música?

Unos dirán que es la radio, otros que el streaming, pero existe otro mal.

0

La industria de la música pasa por un momento positivo gracias a que los servicios de streaming por fin registran números que vale la pena presumir en un informe fiscal. Desde hace más de una década, las disqueras no estaban tan felices por los resultados que arrojó 2016. Ahora bien, ¿el panorama es feliz para todos los involucrados?

La realidad es que no. Muchos artistas no ganan más que dolores de estómago cuando por cientos de miles de reproducciones en Spotify sólo reciben escasos 150 dólares. ¿Justo? Depende de qué lado estés.

Spotify entrega más del 50% de las ganancias a las disqueras, luego éstas reparten ese dinero a una serie de individuos, entre ellos los artistas y compositores. A menos que las cifras se tripliquen, la realidad es que nadie tendrá una repartición digna de celebrar. Pero, ¿no habíamos dicho que la industria de la música pasa por un periodo positivo? Sí, pero eso sólo afecta a las 3 disqueras más grandes: Sony, Warner y Universal. Los independientes también reciben una parte del pastel, pero la realidad es que no es para tanto.

Ahora, existen artistas más vivos que van directo con las plataformas de streaming para que las ganancias sean directas y no pasen por las manos de un tercero. Sí, existen bandas o solistas que se dan esa clase de lujos sin poner en juego sus carreras, sin embargo son los menos.

Por otro lado, Spotify busca bajar las tarifas impuestas por las grandes disqueras y así pueda sostener su negocio. “El problema”, entre comillas, es que el usuario termina afectado porque ahora debe lidiar con exclusividades. ¿Escándalo? La verdad es que no. Así son los negocios y no se puede hacer nada ante esa competencia que supuestamente debería beneficiar al consumidor.

Entonces, ¿qué está matando a la industria de la música? Los sellos discográficos cobraron durante décadas cifras exageradas por el precio de un CD. Ojo, eso no quiere decir que la gente no entienda el valor creativo de una canción, sin embargo, durante años una persona pagaba más de 12 dólares por un disco del cual sólo quería escuchar un tema. Esa gallina de los huevos de oro se iba a romper en el momento que la tecnología facilitara el medio y los conglomerados nunca quisieron ver eso a pesar de que estaba frente a sus ojos.

¿Qué pasó? Nadie entendió el valor de promoción y descubrimiento de Internet y todo lo que ofrecería en el futuro.

Hoy los artistas se quejan de Spotify, Apple y Google, mas no se dan cuenta de lo que estas plataformas hacen por ellos en la labor promocional… Igual que la radio, con la que parecen quiere pelear por temas de regalías y reproducciones.

El error es muy claro y la industria de la música no lo quiere corregir.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here